Aunque es verdad que si tu padre o tu madre tienen varices tú tienes mucho más riesgo de sufrirlas, pero unos buenos hábitos higiénico – dietéticos son importantes para prevenir y tratar estas molestias.

  1. Estar en el peso adecuado.

    Un exceso de peso favorece la sobrecarga venosa y puede provocar que aparezcan varices. Por lo tanto, lo mejor es estar en el peso ideal para tu estructura física y edad.

  2. Haz ejercicio regularmente.

    Lo peor que les puedes hacer a tus piernas en no usarlas. El sedentarismo favorece la pesadez, las varices, etc. No se trata de hacer maratones, es mejor caminar 30 minutos al día a paso rápido y sobre todo, hacerlo regularmente.

  3. Comer mucha fibra y poca sal.

    Una dieta rica en frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales ayuda a consumir suficiente fibra como para combatir el estreñimiento, uno de los agravantes de la insuficiencia venosa. Por otro lado, una dieta baja en sal contribuye a evitar la hinchazón y retención de líquidos.

  4. Evitar altas temperaturas.

    Las fuentes de calor dirigidas a las piernas dilatan las venas, por lo que no es conveniente que esta exposición al calor dure mucho rato. Si vas a tomar el sol, entra y sal del agua para refrescarlas, por ejemplo. En invierno, evitar estar mucho tiempo al lado de estufas u otras fuentes de calor.

  5. Automasaje circulatorio.

    Hacerte un masaje con una crema para piernas cansadas una o dos veces al día es un gran alivio para la pesadez de piernas y estimula la circulación. El masaje debe durar unos 5 minutos por pierna y debes hacer movimientos de abajo hacia arriba. Combina deslizamientos ascendentes con toda la mano, con otros de amasado (pero hechos con la mano abierta, sin que los dedos se claven en la pierna).

 

Deportes que aligeran las piernas.

      • Natación: al flotar las articulaciones soportan menos estrés y mejora la circulación. La temperatura del agua también ayuda.
      • Estiramientos: haz 10 minutos al día. Túmbate y apoya las piernas en la pared, dobla los dedos, luego todo el pie y al final haz círculos.
      • Caminar: hacerlo a paso rápidos cada día al menos media hora también es muy efectivo para mejorar el retorno venoso.
Por favor síguenos y danos un Like!

Comments are closed.